202029.06
0
0

En términos de litigiosidad, es importante llevar recuento de la calificación del crédito durante el proceso judicial. En consecuencia, cuando conlleva a sentencia firme o provisionalmente ejecutiva, se vuelve transitoria la contingencia por litigiosidad. Pero, no te preocupes, pues nuestros abogados en derecho mercantil aclararán la significancia de este crédito.

El TS ha determinado que ante la ausencia de la iniciación del proceso judicial, no es posible determinar la naturaleza del crédito. Por consiguiente, no es factible definir su estatus de contingencia por litigiosidad. Pues la situación de litigiosidad comienza con la interposición y admisión de la demanda, desapareciendo tal carácter cuando recae sentencia firme o provisionalmente ejecutiva, lo que implica la transitoriedad de la contingencia por litigiosidad.

Abogados en derecho mercantil: El crédito y el litigio

En primer lugar, se presume que posterior a la demanda del crédito litigante la mercantil pueda proceder a la modificación del crédito efectuado. En este caso, a fin de que se convierta en un crédito ordinario.

No obstante, la administración concursal no ha avalado esto. Pues, considera que deriva de una pretensión que radica en la inexistencia de un proceso judicial. Por consiguiente, no procede otorgarle la litigancia al crédito pretendido.

Dotado el presente caso concursal, una empresa recurrente vio desestimada su demanda por los siguientes y resumidos motivos:

(I) La sentencia dictada en el procedimiento seguido entre las partes contiene pronunciamientos tanto declarativos como de condena;                                                                                                                                                                                                    (II) El crédito de la empresa continúa careciendo de liquidez. Por cuanto, se requiere de asumir una indemnización por costas judiciales correspondientes al crédito otorgado. Donde se cuantifique el monto adecuado para el procedimiento.                                      (III) Consecuentemente, el propio crédito persiste sin una cuantía fija.

Indica la Sala que los créditos suspensivos concursales y con una pretensión de litigio contarán con la contingencia sin la cuantía propia que de ello devenga. Admitiéndose así la titularidad de los acreedores dentro del proceso sin más limitaciones que lo tocante a la adhesión, de voto y de cobro.

Esperamos que este artículo de GR Asesores haya ofrecido toda la información que buscaba.

¿Tienes dudas sobre este tema?

Envíanos todas las preguntas que tengas y un especialista se pondrá en contacto contigo para asesorarte.


He leido y acepto la política de privacidad

Dejar un comentario

Tu email nunca será publicado. Campos obligartorios. *