201605.04
0
0

El Tribunal Constitucional en STC 76/1990 calificó desde ese entonces a los intereses de demora tributarios como gastos financieros por su sentido jurídico, posteriormente la Ley 27/2014, de fecha 27 de noviembre, relativa al Impuesto sobre Sociedades (LIS), estableció un nuevo marco jurídico para esta figura impositiva, la cual ha dado cabida a diferentes revisiones e interpretaciones.

Lo que indica la Ley al Impuesto sobre Sociedades

La LIS, en su artículo  número 15, indica aquellas partidas de gastos que se consideran no deducibles para el Impuesto sobre Sociedades, configurando esas circunstancias, los supuestos de hechos que engloban los gastos deducibles, dejando así, una duda considerable sobre la deducibilidad de los intereses de demora tributarios. Por esta razón, la Dirección General de Tributos decidió, aclarar las respectivas dudas a través de una Resolución, que se refiere exclusivamente a este supuesto.

Lo que indica la Resolución de la Dirección General de Tributos

Por los motivos anteriores, la Dirección General de Tributos, consideró oportuno aclarar este punto, de conformidad con el artículo 12.3 de la Ley 58/2003, de fecha 17 de diciembre, General Tributaria (LGT), que otorga a este órgano, atributos de interpretación en materia tributaria, esto en aras de garantizar la seguridad jurídica de todas las personas afectadas por el vacío y falta de claridad sobre la deducibilidad de los intereses de demora tributarios, ya sean, contribuyentes o incluso la misma Administración Tributaria.

Así, que la Dirección General de Tributos mediante Resolución de fecha 4 de abril de 2016, concluye que la LIS, en la modificación sufrida sobre el artículo 15 y su análisis integral con el resto del articulado, ha configurado nuevos conceptos de gastos no deducibles sobre el Impuesto sobre Sociedades, los cuales excluyen a los intereses de demora tributarios, los cuales corresponden a gastos financieros. Cuestión que debe ser considera así por todos los órganos de la Administración Tributaria y por todos los sujetos pasivos del tributo.

Imagen cortesía de Glasof (glasof.es), todos los derechos reservados.

¿Tienes dudas sobre este tema?

Envíanos todas las preguntas que tengas y un especialista se pondrá en contacto contigo para asesorarte.


He leido y acepto la política de privacidad

Dejar un comentario

Tu email nunca será publicado. Campos obligartorios. *